CUQUIS HERNÁNDEZ/NTRZACATECAS.COM
CUQUIS HERNÁNDEZ/NTRZACATECAS.COM

WASHINGTON DC. Líderes de migrantes radicados en Chicago y California, hicieron un llamado a la comunidad hispana, principalmente mexicana, para que desde sus trincheras les ayuden a exigir que el gobierno, el Congreso y el Senado, cumplan la promesa de regularizar a millones de indocumentados.

Con el derecho que el voto latino les dio en las elecciones pasadas al ser clave para que Joe Biden llegara al gobierno de Estados Unidos, es que “exigimos que cumplan sus promesas”.

El voto latino marcó la diferencia, “pero no podemos ser rehenes políticos (de los gobernantes y permitir que sigan) prometiéndonos y no cumpliéndonos, no señores, el voto latino está influenciando, es lo que se está pidiendo, es lo que prometieron y es lo que tienen que cumplir”, expresó José Artemio Arreola, presidente de la Federación de Clubes Michoacanos en Illinois.

Mediante una trasmisión en vivo desde El Capitolio, Guadalupe Gómez, presidente de la Federación de Clubes de Zacatecanos en el Sur de California (FCZSC), Arreola de Michoacán y Francisco Moreno, director del Consejo de Federaciones Mexicanas en Los Ángeles (Cofem), informaron que desde el martes buscan a senadores y congresistas para seguir dando la batalla a fin de lograr que miles de hispanos logren la ciudadanía.

Sin embargo, para que no los dejen solos, pidieron a los miles que viven en las distintas ciudades, que tomen el teléfono e inunden las contestadoras, si es que no les responden, para establecer que son millones los que están detrás de este movimiento, “y les digan, nosotros queremos que apoyen una reforma migratoria”.

Guadalupe Gómez, líder de la FCZSC, comentó que por la mañana de este jueves se reunieron ya con el congresista Lou Correa y más tarde buscarían a Jesús García, representante de Chicago en el Congreso que sin embargo no los ha querido recibir.

Resaltó que Correa es quien está liderando junto con ellos esta batalla para lograr la ciudadanía de cientos de paisanos, no obstante que se tiene un panorama muy difícil. Aun así, dijo confiar en los hispanos que tienen una posición de liderazgo para lograr que se dé la pelea y se logre que después de 35 años las autoridades vuelvan a dar una segunda amnistía.

Dijo que una realidad es que no todos los demócratas están luchando en la misma dirección y, de hecho, por ello hay preocupación y por eso acudieron a la ciudad de Washington, capital del país, para insistir en el derecho de los indocumentados.

Comentó que hay personajes como Lino Sánchez o Joaquín Castro y Raúl Ruiz, presidente del Campus Hispano, con quienes falta reunirse. “Por eso hacemos un llamado a todas las organizaciones a nivel nacional, para que llamen a sus congresistas” y obtener así un mayor respaldo, o de otra manera, no lograrán una legalización masiva.

Advirtió que el tema “está muy politizado”, sobre todo porque el próximo año hay elecciones y mucho tiene que ver con que los políticos no estén haciendo lo justo, “tenemos una obligación moral todos los que tenemos posición de ayudar”.

Por ello, es importante insistir en que todos aporten ya que no es justo que las autoridades sigan separando familias.

Recordó que las contribuciones sin precedente que ha tenido en este país la comunidad mexicana, en un trabajo tan esencial como es la agricultura; “lo decía, Lou Correa, que se está contribuyendo a la economía con un trillón de dólares, según los últimos estudios” y aportan también más de 800 mil millones de dólares por año en impuestos “y todavía así no están haciendo justicia a nuestra gente”.

Artemio Arreola, a su vez, refirió que ya se reunieron con varios senadores y congresistas, pero hace falta respaldar con llamadas para conseguir que tanto el Senado como el Congreso “muevan la fecha de registro (de la última legalización) a la actualidad, ya que la última se registró en el año 1972.

Dijo que después de la decisión de la parlamentaria del domingo pasado, “es clarito el plan B que debemos seguir, que es pedir a tu senador que muevan esa fecha de registro para lograr que no sólo trabajadores esenciales sino todas las personas sin documentos puedan regularizar su situación migratoria”.

Francisco Moreno, director de Cofem comentó por su parte que allá en Washington “somos pocos, pero cada uno representamos a millones de ustedes y si no nos apoyan diciendo a sus familiares, empujando a los ciudadanos a que hagan ese llamado a sus congresistas, poco se podrá lograr.


Los comentarios están cerrados.