STAFF / NTRZACATECAS.COM
STAFF / NTRZACATECAS.COM

La Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) cuenta con investigadores profesionales de gran experiencia, así como con un Laboratorio de Química de Superficies y Análisis Instrumentales y equipamiento especializados para brindar una valiosa evaluación del efecto de los agentes agresivos presentes en el medio, y sobre los fenómenos corrosivos y de contaminación producida por procesos que requieren de la caracterización de los materiales y de los productos de su interacción.

De ahí, la importancia de determinar la corrosividad a la que estará expuesto un material mediante la identificación de los agentes agresivos, así como descartar una mínima contaminación de recursos naturales y de productos o sustancias que son directa o indirectamente de consumo humano, como puede ser el agua, la industria alimentaria con la agricultura, o en los procesos de fabricación, donde envasan, transportan o almacenan, entre otros aspectos que pueden repercutir en el planeta o en los seres vivos.

En ese contexto, el responsable del Laboratorio de Química de Superficies y Análisis Instrumentales, perteneciente a la Unidad Académica de Ciencias Químicas (UACQ), Manuel de Jesús Macías Patiño, detalló que este espacio universitario fundado desde 1984, del cual ha estado al frente, tiene una vinculación no sólo con el sector de la ingeniería química, sino también con todo lo que tiene que ver con el tema de analítica química en Zacatecas, es decir, con el agua, los residuos, materiales, sistemas de tratamientos de aguas residuales, minerales, energéticos, gasolina, diésel, asfalto, etc.

Este laboratorio, explicó el investigador universitario, cuenta con diferentes equipos que permiten efectuar las determinaciones con base en las Normas Oficiales Mexicanas (NOMs) y en las Normas de Referencia, asimismo con base también en la nueva legislación que México tiene relacionada con la Ley de Infraestructura de la Calidad.

Los equipos que se tienen son un plasma de acoplamiento inductivo (ICP), dos equipos de absorción atómica, espectrómetros, fotómetros, equipo de cristalería y equipos muy especializados para determinar ciertos parámetros. Además, “se espera tener un equipo que permita caracterizar materiales, ya que, en la entidad, se tienen muchas capacidades para producir materiales como fosforitas, clinoptilolitas, aluminios, etc”, agregó Macías Patiño.

Uno de los objetivos principales, indicó el investigador universitario, “es el tema del análisis del agua potable, la caracterización de aguas residuales, la medición de los sistemas de tratamiento de agua residuales, particularmente los de los sistemas municipales que se caracterizan por ser precarios; igualmente, se hacen estudios para determinar metales pesados en orina, muestras biológicas en lo general, sangre, uñas, pelo, entre otros análisis que se hacen desde este espacio de la UAZ”.

“A través de un equipo muy preciso que se tiene en la institución, es que puede hacer este tipo de vinculaciones que nos permiten formar estudiantes desde el área práctica. Sin duda desde el Laboratorio de Química de Superficies y Análisis Instrumentales se aplica la docencia, la investigación y la extensión, es decir, las tres funciones principales de la universidad están presentes en este espacio”, subrayó.

La toma de muestras en el laboratorio se hace bajo normas muy específicas, sobre todo aquellas que requieren de una recolección especial como las del suelo, agua o aire, de este último elemento, Macias Patiño resaltó que se han realizado diversas tesis referentes a la calidad del aire no sólo en espacios abiertos, sino también desde el enfoque de la salud ocupacional. En suelos, se ha podido efectuar evaluaciones toxicológicas, como cuando hay derrames de alguna sustancia peligrosa.

En alimentos, son muy importantes los análisis sobre todo en las escuelas, “ya que nosotros como especialistas nos encargamos de realizar una evaluación de la información nutrimental, así como de la parte biológica de ellos”. Por otro lado, el investigador universitario dio a conocer que actualmente se está trabajando en una evaluación de los plásticos que se venden en los comercios, sobre qué tan biodegradables son.

Finalmente, el docente Manuel Macías Patiño enfatizó que a través de los servicios que se ofrecen desde este Laboratorio de Ciencias Químicas ubicado en el Campus UAZ Siglo XXI en el edificio E-6, se ha permitido la vinculación con los distintos sectores productivos, motivo por el cual es un espacio estratégico para el sector industrial -agropecuario y que tiene que ver con muchos temas relacionados con la sustentabilidad.

Fotos Cortesía


Los comentarios están cerrados.