EL FINANCIERO/NTRZACATECAS.COM
EL FINANCIERO/NTRZACATECAS.COM

El Ministerio de Salud de Perú confirmó el sábado sus tres primeros casos de la variante Delta Plus, que contiene una nueva mutación en la proteína de espiga que el virus utiliza para entrar en las células humanas.

Estos primeros casos hallados en Lima fueron reportados por el titular de la cartera, Hernando Cevallos, en declaraciones a periodistas durante una visita a uno de los centros de vacunación activos en la capital peruana.

“No solo se ha incrementado la variante Delta sino que ha aparecido la variante Delta plus, que genera una fuga inmunológica, que es una disminución de la efectividad de la vacuna. Esto no quiere decir que las vacunas aplicadas no sirvan para la variante Delta Plus”, explicó Cevallos.

Los tres casos están vinculados entre ellos y se encuentran al este de la capital Lima.

El primer caso fue detectado el 3 de septiembre en un miembro del personal de salud y los otros dos el día 11 en un familiar y un vecino cercano, según detalló el viceministro de Salud Pública, Gustavo Rosell.

Ninguno de los tres pacientes ha desarrollado síntomas graves, ya que el primero estaba vacunado y los otros dos eran jóvenes, por lo que han sido tratados de manera ambulatoria.

Para evitar que se expanda esta variante, las autoridades sanitarias elaboraron un cerco epidemiológico y vacunaron a todas las personas que habitan alrededor de estos tres casos.

No obstante, Rosell advirtió que, al haber encontrado la Delta Plus ya de forma comunitaria, lo más probable es que esté circulando sin posibilidad de contener su expansión.

Algo similar ocurrió con la variante Delta, cuyo primer caso fue detectado a finales de junio y ahora ya es la variante predominante en el país tras imponerse las variantes gamma y lambda, según los últimos datos del Ministerio de Salud.

La aparición de la variante Delta Plus en Perú coincide con la detección de un nuevo “sublinaje” de la variante Gamma del virus causante de COVID-19 presente en 18 regiones del país, en mayor cantidad en Lima y la amazónica región de Loreto, aunque de momento sin motivos de preocupación para las autoridades sanitarias.

Foto Cortesía El Financiero

Los comentarios están cerrados.