OTRA CRISIS

El regalo adelantado de la nueva gobernanza para madres de desaparecidos fue la negativa a dar recursos suficientes a la fiscalía, para la búsqueda de sus hijos. Y el del mero día fue el de las puertas cerradas del Palacio de Gobierno, con las que se topó la Marcha por la Dignidad.

Eso sí, si a alguien hay que reconocerle la chamba es al comisionado de Búsqueda de Personas, Everardo Ramírez. El funcionario acompañó a las familias e informó de las gestiones que, con dificultades, se han hecho para el apoyo con recurso, pero sobre todo federal.

Aunque se le reconoce a la Comisión el acompañamiento, los datos duros los tienen las madres, pues fueron ellas las que revelaron que no solo lidian con la indiferencia y la ineptitud de las autoridades, sino también con el recorte a las ayudas. Tijeretazo que, lo que es peor, hicieron pasar “sin que se enteraran las víctimas”. Y es desde 2017 a la fecha, para que no digan que es grilla.

 

OÍDOS SORDOS

Hay que ser muy pi…chicato para no apoyar en la tragedia que sufrieron en el semidesierto. Resulta que sí llegó el helicóptero para combatir el incendio entre Mazapil y Concha, pero pagado nada más y nada menos que en partes por los Municipios y hasta por boteo de los habitantes. ¿Y del gobierno del estado? No se sabe.

Con la pena, en Concepción del Oro se tuvo que abrir una cuenta para recibir aportaciones y que el ayuntamiento, encabezado por José Luis Martínez, pueda cubrir la renta, “ante la nula respuesta de la gestión realizada para pedir auxilio”. Solos, pues.

Dirían que “amor con amor se paga”, pero con amor no se cubren las cuentas de los de por sí apretados Municipios. Por cierto, desde el norte aclaran que el reclamo no es contra los brigadistas, a quienes la población apoya y reconoce, pues una cosa es ir a chambear y otra a tomarse fotos y grabar videos, como los que luce el coordinador de Protección Civil, Jeu Márquez. Hay niveles.

 

BOMBERITO

Ya surgió el bombero legislativo. Con tal de defender lo indefendible y que al gobernador no se le toque ni con el pétalo de un exhorto, el diputado Armando Delgadillo justificó la tardía presencia de la autoridad en Concha del Oro y Mazapil argumentando que, total, es temporada de incendios y  siempre ha sido así. O sea: mejor acostúmbrense.

Pero fue más allá al advertir que apagar el fuego no es cosa fácil. ¡El experto! Y hasta intentó explicar técnicamente lo del bombardeo de nubes. Nomás le faltó cerrar con que el PRI incendió más, respondió una asombrada Cuquita Ávalos.

¡Ah!, pero qué tal el incendio que provocó Delgadillo cuando se les bajo el sueldo a 41 trabajadores de la Legislatura. Ahí sí, el bombero de Morena no supo qué hacer cuando le llegó la lumbre a los aparejos. Ni las lágrimas le sirvieron. ¿Y así quiere volver a la PPF?

 

SUS 200 MIL

Ahora sí violín de rancho, ya te agarró un profesor y Ernesto González, como los mariachis, calló. En su cara se le dijo que se ha pasado de rosca con la lana de Servicios Legislativos, la friolera de unos 200 mil pesos, y no le quedó de otra que hacer mutis.

Dividió el recurso en 10 cheques para supuestas 10 personas o “fantasmas”, como él diría, para justificar la salida del recurso, pero como con el Monje Loco, nadie sabe, nadie supo. Xerardo Ramírez, del PT y quien de cosas raras sabe mucho, emplazó a un debate al de Morena. ¡Órale!

A ver si, como la lista de los legisladores del gobernador, le pasan a David Monreal la de quienes han disfrutado de las mieles de esos dineros. Lo que le recordaron a Ernesto que sólo él ha olvidado que tuvo “buena escuela” porque su mentora, Soledad Luévano, allá por el siglo pasado fue la de finanzas del PRI, ése que ahora le saca ronchas a González por corrupto.

 

MAREADOR

En los ecos de la comida del gobernador y sus sirvientes legislativos, aseguran los chismosos que el que aburrió con sus choros mareadores fue el malquerido Cepillo Figueroa, ya que hizo hasta lo imposible por acaparar a David Monreal.

El todavía petista se sacudió la poca vergüenza que le quedaba para hacerse notar, aunque sabe que David no lo puede ni ver desde que, en Loreto, se puso al brinco cuando lo bajaron de la diputación federal. Despotricó contra todos, ahora los que dicen ser dueños de la nueva gobernanza.

Pero con lo que sí causó sorpresa entre propios (propiedad de la 4T, región cero) y extraños, fue que en su afán advirtió que, detrás de la oposición en la Legislatura, está ¡Miguel Alonso! Se voló la barda, comentaban en el convivio.

Cuentan que el gobernador mejor hizo señal de “ya quítenmelo” y fueron otros los que tuvieron que aventarse las anécdotas y fantasías del petista (¡aún!).

 


Los comentarios están cerrados.