REFORMA
REFORMA

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) emitió una alerta máxima para advertir que el uso de cigarros electrónicos o vapeadores ocasiona graves riesgos a la salud.

En un comunicado conjunto con la Secretaría de Gobernación, el organismo regulador aseguró que dichos artículos contienen carcinógenos y sustancias tóxicas.

«Los cigarros electrónicos (E-cig o vaporizadores) y los productos de tabaco calentado son promovidos como una alternativa para dejar de fumar; sin embargo, su eficacia no ha sido comprobada.

«En cambio, sus derivados de compuestos carcinógenos, sustancias tóxicas y emisiones en forma de aerosol representan un grave riesgo para quienes los consumen», indicó.

La inhalación de un excipiente frecuentemente encontrado en dispositivos de vapeo denominado acetato de vitamina E, explicó, constituye un riesgo alto para la salud al tratarse de una sustancia tóxica que puede ocasionar enfermedades respiratorias agudas e incluso la muerte.

Cofepris refirió que un estudio realizado y compartido a la autoridad sanitaria por el Centro de Prevención y Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) mostró la presencia de acetato de vitamina E en más de 35 muestras de personas fallecidas que consumían dispositivos de vapeo como cigarros electrónicos.

«Ningún vapeador o calentador de tabaco cuenta con autorización sanitaria, ni reconocimiento por parte de la Secretaría de Salud como productos de riesgo reducido o alternativo», resaltó.

Para evitar la venta de estos artículos, informó, ha fortalecido las acciones de vigilancia sanitaria, incrementado la capacidad de supervisión e implementado una campaña de denuncia contra la comercialización de estos productos.

Rolando Herrera
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.